viernes, 15 de enero de 2010

Ayudando Haiti

Ayer mi marido y yo decidimos poner nuestro pequeño granito de arena, en esta horrible tragedia.
Y me he sentido muy bien cuando mis hijos me han dicho que ellos quieren colaborar con su paga semanal.


1 comentario:

Giovanna Chávez dijo...

Ya sabes que una playa no sería nada sin los pequeños granitos de arena que la forman. Ojalá todos y todas tengamos la conciencia de que el resto del mundo necesita de nuestro apoyo. Un beso.Giovi